Aquí puedes buscar por título, autor e ISBN.

Carrito de compras

Carrito de compras

Quienes somos.

Isadora Libros es una librería joven. Con nombre de mujer, Isadora es para nosotros más que una tienda… un proyecto, una idea, un compromiso, una apuesta a poder compartir la lectura.

Nuestro local

Consideramos que la librería brinda un servicio cultural, además del aspecto comercial; dónde su objetivo principal es asesorar en la recomendación de libros y fomentar la lectura y el interés por todo el “mundo” que gira entorno a los libros.

Tenemos la certeza que detrás del mostrador se aprende mucho, día a día, y en ello estamos; esforzándonos para aprender y mejorar.

La tienda virtual, este espacio en donde usted se encuentra ahora, se diferencia un poco con la atención en nuestro local, tal vez por lo intangible que se vuelve la información volcada en cada espacio de la página. Sabemos que un libro tiene una atracción extra cuando se toma entre las manos y se lee su contratapa, o se “hojean” los estilos de cada autor, entre tantos otros factores… pero también sabemos que en los tiempos actuales, la comodidad que nos ofrece internet tanto para vender como para comprar es muy importante, por ello intentaremos brindar la mayor cantidad posible de información de cada libro.

También proponemos continuamente la opción de comunicarse con nosotros, para consultar, solicitar más información y… ¿por qué no? para recomendarnos un buen texto.

Entendemos que el libro además es una de las mejores opciones para regalar, por eso usted en nuestra página (www.isadoralibros.com.uy) podrá buscar por tema, autor, categoría, o palabras clave, aquello que crea adecuado para su obsequio.

Nuestro objetivo es que para usted, nosotros seamos vuestra librería de confianza y sabemos que la tarea no es fácil.

Saludamos afectuosamente,

Manuela Fleitas y Horacio Müller

Isadora Libros

Decoración Decoración

Cuando Lucía Peláez era muy niña, leyó una novela a escondidas. La leyó a pedacitos, noche tras noche, ocultándola bajo la almohada. Ella la había robado de la biblioteca de cedro donde el tío guardaba sus libros preferidos.

Mucho caminó Lucía, después, mientras pasaban los años.

En busca de fantasmas caminó por los farallones sobre el río Antioquia, y en busca de gente caminó por las calles de las ciudades violentas.

Mucho caminó Lucía, y a lo largo de su viaje iba siempre acompañada por los ecos de los ecos de aquellas lejanas voces que ella había escuchado, con sus ojos, en la infancia.

Eduardo Galeano, La función del lector/1, El libro de los abrazos.